Artículos relacionados


Siguenos en:

JUBILACIÓN Y TERCERA EDAD: ¿Principio del Fin?

Aprender de JUBILACIÓN Y TERCERA EDAD: ¿Principio del Fin? para personas mayores

la-vejez-de-don-juanAlgunos esperan la jubilación con ansia, para sentirse liberados del yugo esclavizante del trabajo. Otros la observan “desde lejos”, como si no fuera a llegarles nunca. Pero a casi todos, sean cuales sean las expectativas personales, les supone un shock emocional y un proceso adaptativo que puede convertirse en un serio trastorno depresivo. Cuando en muchos países del mundo se está debatiendo retrasar la edad de jubilación para aliviar las arcas del estado de las prestaciones sociales, amparados por la indiscutible realidad social del aumento de la longevidad, la jubilación regresa a los foros de opinión con más fuerza que nunca. Pero… ¿estamos preparados para enfrentarnos a ella?

Principio del fin
La jubilación puede llegar a eliminar de golpe los estímulos que son indispensables para motivarse ante la vida. Es un cambio brusco y total, que afecta a la esfera socio-profesional y familiar de forma violenta y que puede conducir al individuo a un estado de frustración y desmotivación, que son fuente de profundo estrés y causa probable de una futura depresión. El papel que desempeñábamos en la sociedad (empleado, directivo, artesano, etc.) o la consideración social que generaba la profesión, así como la seguridad que ofrecía su salario mensual, se vienen abajo. El estrés y la desazón interior son agravados por las siguientes causas:

  • El jubilado se ve frecuentemente marginado en los sectores activos de la sociedad (al menos en la sociedad occidental aún no existe un mecanismo de plena integración). Los jubilados son desplazados al terreno “de otros jubilados”.
  • Los modelos de lenguaje usados habitualmente en la sociedad son marcadamente peyorativos hacia el colectivo: “viejo verde”, “carcamal”; etc.
  • El decaimiento del vigor sexual aumenta su frustración. En la mayor parte de los casos esta pérdida de vitalidad sexual viene determinada por el estrés desencadenado a raíz de la mala adaptación psíquica del individuo desde su jubilación.
  • Pérdida de la motivación de cara al futuro, lo que aumenta la sensación de frustración.

La jubilación resultará más traumática en aquellas personas en las que el trabajo era su única motivación y prioridad en la vida. Este enfoque exclusivo proyectado en el trabajo es debido a que casi nunca se prepara una alternativa válida para después de la jubilación. No se promueven ni se buscan alternativas post-laborales.

Millones de personas, a partir de los sesenta y cinco años, se ven abocadas a la marginación social y van cayendo de forma alarmante en conductas depresivas, cuando por el contrario podrían dedicarse, para el resto de sus días, a otras labores extra-profesionales altamente estimulantes, como la música, la pintura, estudios especiales y labores de cooperación, solidaridad y auxilio social, entre otras.

Por Javier Akerman

El contenido de JUBILACIÓN Y TERCERA EDAD: ¿Principio del Fin? es ideal para saber envejecer.

3 comentarios para “JUBILACIÓN Y TERCERA EDAD: ¿Principio del Fin?”

  • ejerciciosterceraedad dice:

    Sr Javier, muy buen articulo, creo como usted dice muchas personas desean llegar a ese momento especial que es el jubilo, y otros que se ven casi como si se les fuera a acabar la vida. Es necesario prepararse para llegar a la tercera edad tanto en el plano fisico y psicologico, la mejor manera de llevar este momento primero es aceptandolo y la otra es cambiar la manera y darse cuenta que estamos para disfrutar de la vida que queda por delante,

  • Elizabeth Loyola dice:

    LA JUBILACÓN DEBERÍA SER OPCIONAL, Hasta dónde yo se los actores, artistas, quienes manejan su propio negocio, no se jubilan o si lo hacen es cuando ya están en edades muy avanzadas.

    En México una persona mayor se jubila y es como jubilarla de la vida, hay muy pocas opciones para ellos, ni actividades, ni nada que le haga del mayor una vida activa, útil y llena de satisfacciones que le hagan ver y sentir la vejez llena de vida.

  • Luisa dice:

    Hola soy luisa, jubilada, humanitaria, pintora, solvente, con una gran familia, pero todos con sus propias ocupaciones diarias de trabajo y familia siendo prácticamente excluida de sus actividades sociales y sus compañías. tengo 69 años soy una persona independiente, gozo de excelente salud, mental y psicológica, razones por lo que busco ayuda para mantenerme en estas condiciones hasta que Dios tenga previsto mi partida. Busco conocer a una personas contemporánea que deseen tener una vida agradable en paz y armonía, feliz, es decir pasarla bonito. cel., 04163792584 Táchira Venezuela. correo electrónico sailuisita@hotmail.com

Deja un comentario

*