Artículos relacionados


Siguenos en:

VACACIONES CON LOS NIETOS

Aprender de VACACIONES CON LOS NIETOS para personas mayores

Ellos sueñan con unas vacaciones divertidas, activas y diferentes y tú quieres verles felices. Para lograrlo te proponemos ideas para que compartáis vuestro tiempo y juntos disfrutéis un verano realmente inolvidable.

1423080-1888280Disfrutar de un verano único con los nietos
Los niños españoles disponen de casi tres meses de descanso en verano. Después de los exámenes, los madrugones, las notas y un largo curso, la mayoría de ellos sueña con unas vacaciones llenas de juegos y nuevas diversiones. Sin embargo, la mayoría de los padres disponen de menos días de asueto, así que los abuelos se convierten en una figura fundamental, no sólo para cuidarlos, sino para entretener a los más pequeños. Para complacerles existen múltiples opciones tanto dentro como fuera de nuestro país.

Antes de decidirte por alguna de ellas, conviene tener en cuenta distintos aspectos. En primer lugar, cuál es la edad de tu nieto y qué gustos tiene para ofrecerle una opción que no resulte demasiado aburrida o complicada. En el caso de salir de viaje durante varios días, es imprescindible contar con todos los permisos paternos necesarios –especialmente si vas a salir de España– y documentos que identifiquen a los niños, tanto desde el punto de vista sanitario como legal. Tampoco está de más una visita al pediatra para que este especialista realice una revisión al niño y pedirle algún consejo según el tipo de viaje. Por ejemplo, hay que tener en cuenta si el niño tiene problemas de oído para viajar en avión o si se marea frecuentemente en el coche.

En cualquier caso, y en esta época del año, en las maletas infantiles nunca debe faltar la protección solar, gorras o sombreros, sus medicamentos más habituales, su juguete favorito y, para los viajes largos, algo que permita entretenerse al pequeño en los desplazamientos  o esperas. Una opción infalible es llevar un DVD portátil y algunas de sus películas favoritas.

En cuanto a los alojamientos en hoteles, es mejor buscar aquellos en los que la presencia de los menores no resulte inconveniente. Para averiguarlo, puedes buscar referencias a través de Internet o realizar unas sencillas preguntas: ¿Tienen menú infantil en el comedor? ¿Disponen de cunas? ¿Cuentan con sillas para niños? ¿El acceso a los más pequeños está restringido a algunas instalaciones? ¿Existe piscina infantil? ¿Hay servicios y actividades específicamente dirigidas a los menores? Todos estos datos te para que te hagas una idea aproximada del ambiente que os encontraréis tu nieto y tú y de las posibilidades que tendrán los chicos para entretenerse.
Opciones para todos los gustos

Uno de los objetivos primordiales en los viajes infantiles es que los niños puedan disfrutar del aire libre. Y no hay mejor manera de hacerlo que estando en contacto con la naturaleza. Además, a la mayoría les encantan los animales y no suelen tener la posibilidad de disfrutar de ellos habitualmente. En España, existen multitud de parques en los que pueden observarse distintas especies y, en muchos de ellos, organizan actividades para los más pequeños. Existen, fundamentalmente, dos tipos de espacios. Por un lado, los parques o reservas naturales, como Monfragüe (Cáceres), en la que los animales viven en su propio hábitat y el entorno se conserva como en su origen. En estos lugares suelen existir rutas para observar la flora y la fauna, aunque no siempre es posible ver muchos animales.  A veces, depende de la suerte. Por otra parte son muy divertidos los parques o reservas zoológicas, como Terra Natura (Benidorm, Alicante) donde podréis disfrutar de animales de procedencias lejanas. Este tipo de parques suele contar con un gran número de actividades, sobre todo para niños, y todos los servicios necesarios. Entre ambos tipos, y con una concepción original y sorprendente, se encuentra el Parque de Cabárceno (Cantabria). Como sus responsables apuntan, se trata de “no es un zoológico convencional ni un parque natural. Es un espacio naturalizado por la mano del hombre, a partir de la belleza primitiva de su paisaje kárstico”.

Diversión y aprendizaje fuera de casa
Las estancias en campamentos constituyen una opción muy común para aquellas familias que no pueden hacerse cargo a tiempo completo de los niños. Además, a ellos les encanta porque en los campamentos podrán conocer a otros chavales y vivir la aventura de estar fuera de casa sin sus padres. Últimamente, se han hecho muy populares los campamentos en los que se práctica deporte o los destinados a aprender idiomas. Además, muchos de ellos combinan ambas opciones. También algunos parques como Xanadú, Faunia y el Zoo-Acuarium (en Madrid) disponen de ofertas para acudir a campamentos de verano.

Esta época –en la que se dispone de más tiempo– es también idónea para demostrar a los niños que el aprendizaje no tiene por qué resultar aburrido.

Para ello, hay un buen número de museos y centros que están a la altura de sus expectativas. Quizá los más atractivos sean aquellos relacionados con la ciencia, la técnica o la naturaleza, pero hay otras opciones que también pueden resultar interesantes y originales. España está plagada de museos sorprendentes como, por ejemplo, el Valenciano del Juguete; el del Chocolate o el del Ferrocarril.

Fuera de España
Más allá de nuestras fronteras las posibilidades se multiplican y cuentan con el encanto añadido de conocer un nuevo país en el que se puede incluir una visita especialmente diseñada para los más pequeños. Es el caso de los parques Playmobil, Disney o Legoland, que cuentan con diversas sedes en el mundo. En ellos se combinan las tradicionales atracciones de otros parques con la maravillosa fantasía de compartir aventuras con aquellos personajes con los que se ha jugado, crecido y soñado. Además, y para aquellos que prevean ciertas dificultades en el desplazamiento, existen distintas compañías de viajes que preparan paquetes especiales para este tipo de vacaciones. En ellos se incluyen los desplazamientos, las entradas y el alojamiento. Aunque pueda parecer que estos universos de ilusión son sólo para niños, la mayoría de los adultos suelen sorprenderse al descubrir que son capaces de recuperar la imaginación de su infancia y disfrutar plenamente. Esto se debe a que, por ejemplo en el caso de Disney, los personajes, decorados e historias más recientes se mezclan con aquellas clásicas que todos recordamos. Y, además, los juegos y los sueños no tienen edad.

JUBILO

El contenido de VACACIONES CON LOS NIETOS es ideal para saber envejecer.

Un comentario para “VACACIONES CON LOS NIETOS”

Deja un comentario

*