Artículos relacionados


Siguenos en:

SUFRIMIENTO POR ENVIUDAR EN LA VEJEZ

Aprender de SUFRIMIENTO POR ENVIUDAR EN LA VEJEZ para personas mayores

La tristeza con fecha de caducidad

Casi la mitad de los ancianos viudos en EU tienen sólo unos pocos síntomas de aflicción seis meses después del chrsitinedepisanfallecimiento de su pareja, según un estudio de la Universidad de Michigan.

Este fenómeno, detectado en un análisis llevado a cabo por años entre 1.500 viudos y viudas mayores de 65 años, pone en tela de juicio las creencias tradicionales de que el luto se mantiene de forma prolongada.

Calidad del matrimonio
El estudio, financiado por el Instituto Nacional del Envejecimiento, observó también la calidad del matrimonio de quienes tomaron parte en la investigación.

Los expertos que realizaron el estudio examinaron además las relaciones dentro del matrimonio y las reacciones de la pareja hasta cuatro años después de la muerte de uno de los cónyuges.

Los resultados de la investigación figuran en el libro “Spousal Bereavement in Late Life” (Sufrimiento por enviudar en la vejez), y ofrece un panorama sobre la situación de los ancianos viudos en EU.

Se calcula que más de 900 mil adultos pierden a su pareja cada año, de los cuales el 75 por ciento es mayor de 65 años.

“Hasta hace poco, los investigadores de la salud mental suponían que personas con mínimas señales de tristeza vivían en la negación, que tenían distancia emocional o carecían de una conexión cercana a su cónyuge”, dijo Deborah Carr, socióloga de la Universidad Rutgers, de Nueva Jersey, y principal autora del estudio.

Sin embargo, un 46 por ciento de los viudos que participaron expresaron que tuvieron matrimonios satisfactorios.

Estas personas consideraron que la vida había sido justa, y aceptaban la muerte como algo natural.

Tras la muerte de sus cónyuges, numerosos viudos y viudas aseguraron que encontraron un gran consuelo en sus recuerdos.
EFE

El contenido de SUFRIMIENTO POR ENVIUDAR EN LA VEJEZ es ideal para saber envejecer.

Un comentario para “SUFRIMIENTO POR ENVIUDAR EN LA VEJEZ”

  • margarita dice:

    Soy viuda desde hace casi cinco años y si bien es cierto que al principio resulta difícil aceptar la ausencia de la pareja, creo que tienen una gran importancia las circunstancias en las que se ha producido el desenlace. Si la pareja ha sufrido una grave enfermedad durante algunos años, el hecho de haber convivido con alguien que ya no era ni física ni psíquicamente la persona con la que habíamos iniciado la relación, nos permite aceptar mejor el hecho de que ya no esté a nuestro lado.

Deja un comentario

*