Siguenos en:

SINDROME DE INMOVILIDAD EN VIAJES PARA JUBILADOS

Aprender de SINDROME DE INMOVILIDAD EN VIAJES PARA JUBILADOS para personas mayores

Es muy posible de que si vd.viaja en avión durante más de 2 horas, sufra el comunmente llamado síndrome de vueloinmovilidad. Estar muy sentado o demasiado tiempo quieto no es en general bueno para personas de todas las edades, si vd.es un jubilado todavía es más perjudicial. Cuando permanecemos inmoviles y con movimientos limitados, la sangre no circula de la misma manera, los músculos se agarrotan y diversos procesos biológicos no funcionan con la misma fluidez. Además hay muchas personas que se irritan por el hecho de tener que estar quietas e inmóviles en autocares y aviones.

Si además se trata de un vuelo de larga duración, es decir de 4 a 8 horas o incluso más, el problema aumenta. Es frecuente que las azafatas o la tripulación dejen ponerse de pie a los pasajeros y andar un poco por el pasadizo, hágalo regularmente 1 vez a la hora si fuera necesario y tantas veces como vd.necesite, exceptuando los tramos de tiempo en los que es obligatorio permanecer sentado (turbulencias, aterrizaje y despegue, etc..)

Realice movimientos que le ayudarán a combatir el síndrome de inmovilidad, por ejemplo póngase las 2 manos detrás de la cabeza (en la nuca) y mueva su cabeza y manos en dirección izquierda y derecha sucesivamente, como si de una antena se tratara. Otro ejercicio es, al estar sentado, levantar la rodilla y mover en círculos el pie que queda colgando o suspendido en el aire, luego repetir el mismo proceso con el pie derecho y así sucesivamente. En el pasadizo y al levantarse realize frecuentes movimientos, pongase de rodillas y vuelva a subir así una y otra vez, flexione los músculos de sus manos y pies. Otro ejercicio recomendado es el de girar la cabeza en círculos sobre el cuello desagarrotando así toda la zona de la espalda y hombros.

El hecho de tener síndrome de inmovilidad, no significa que no pueda moverse sino que la necesidad o la habilidad para hacerlo es más reducida. De aqui la necesidad de muchos ancianos o jubilados de permanecer un mayor tiempo sentados, de salir poco de casa o de andar distancias mas cortas. Cuando vd.programe su viaje tenga en cuenta estos factores, eliga aquellos viajes en los que por ejemplo le puedan enseñar la ciudad asistiendole con un chófer o un minibús y que le lleve directamente al destino en vez de hacerle andar decenas de kilómetros diarios.

Incluso para personas con una inmobilidad absoluta, como es el caso de minusválidos, no hay que desistir, pues hoy en dia existen soluciones para llevar de viaje y turismo a personas con sillas de ruedas y personal asistencial que coordine toda la logística y evolución de un viaje de estas características.

Viajes tercera edad

El contenido de SINDROME DE INMOVILIDAD EN VIAJES PARA JUBILADOS es ideal para saber envejecer.

Deja un comentario

*