Artículos relacionados


Siguenos en:

LAS CAÍDAS EN LOS ANCIANOS

Aprender de LAS CAÍDAS EN LOS ANCIANOS para personas mayores

imagen4Las caídas son un marcador de fragilidad en los ancianos, constituyen uno de los grandes síndromes geriátricos, por su magnitud derivada de su elevada presentación (la frecuencia de caídas aumenta con la edad, hasta los 85 años donde, por otra parte, si se producen, son más reiteradas y con peores consecuencias) y, en ocasiones, sus tremendas complicaciones.
Citando como ejemplo, por ser la más significativa, las fracturas de cadera que, hasta hace unos años, considerábamos
que en su mayoría eran patológicas, actualmente sabemos que el 88% son debidas a caídas, el 8 % a otro tipo de
accidentes y solo un 3% corresponde a las que denominamos patológicas.
Son la primera causa de muerte accidental en mayores de 65 años y constituyen el 75 % de las muertes accidentales en mayores de 75 años.
Como en todo problema médico y más aún en el anciano, el éxito consistiría en evitarlas, y dado que sus factores de
riesgo, extrínsecos e intrínsecos, están claramente definidos, no tiene ningún sentido que vayan en aumento.
Corresponde a las autoridades municipales y sanitarias poner las bases para planificar esta lucha:
A nivel social potenciando ciudades menos hostiles, no solo por los “tirones”, fuente importante de caídas. En un jueves geriátrico, en que tratábamos el tema que nos ocupa, contamos con la colaboración de Don Evaristo Salas, arquitecto técnico que nos brinda con frecuencia su valiosa y desinteresada colaboración; comenzó su exposición mostrándonos una amplia gama de imágenes de “trampas urbanas” en la vía pública, comercios y portales de varios inmuebles.

Charlando después de la conferencia le agradecía su colaboración y le comentaba el trabajo extra que le habría supuesto obtener aquellas imágenes y su respuesta fue: “aproximadamente media hora y un radio de cien metros en torno al lugar en que nos encontramos (pleno centro de Almería)”
Cuando un anciano va al médico y le refiere (no siempre si no ha habido lesión) que se ha caído, tiene un alto porcentaje de posibilidades de encontrar como respuesta “una caída con suerte”. Fin de la anamnesis y de la conversación sobre la caída. En cambio sabemos que es nuestro deber indagar y profundizar, ya que, al menos, los factores intrínsecos son clara responsabilidad nuestra (el 80% son secundarias a trastornos del equilibrio y de la marcha y el 5% tendrá como resultado una fractura)

Nicolás Maturana Navarrete
Presidente de la SAGG

El contenido de LAS CAÍDAS EN LOS ANCIANOS es ideal para saber envejecer.

Un comentario para “LAS CAÍDAS EN LOS ANCIANOS”

  • Diana Ramirez dice:

    Hola! Estaba leyendo el artículo y me es útil como bibliografía para mi tesis, pero podrían ayudarme con el año de publicación del mismo?

    De antemano muchas gracias!!

    Diana

Deja un comentario

*