Siguenos en:

LA RECREACIÓN EN LA TERCERA EDAD.

Aprender de LA RECREACIÓN EN LA TERCERA EDAD. para personas mayores

991La vejez es una etapa de la vida cargada de temores, inquietudes, angustias, creencias y mitos; en donde la comunicación con el otro cumple un papel fundamental en las relaciones con el entorno que los rodea. Por tal motivo es una buena oportunidad la realización de actividades recreativas cuyo objetivo es el de brindar, además de una mejor calidad de vida, un espacio propicio para la satisfacción de los ideales de expresión y de socializa

El envejecimiento es un proceso que está rodeado de muchas concepciones falsas, de temores, creencias y mitos. Envejecer significa adaptarse a cambios en la estructura y funcionamiento del cuerpo humano por un lado y cambios en el ambiente social por el otro. Entonces, para lograr una vejez exitosa se debe mantener una participación activa en roles sociales y comunitarios para una satisfacción de vida adecuada.

La organización de la personalidad y los estilos de manejo son factores principales en el ajuste de vida del individuo según envejece. Esto tiene que ver con la manera en que el individuo se maneja en las diversas situaciones de su vida, algunas de ellas sociales y otras biológicas. Por consecuencia el sujeto debe adaptarse continuamente a las condiciones de vida.

Para definir el concepto de calidad de vida para personas ancianas, se deberían formular cinco categorías generales:

  • Bienestar físico: refiriéndose a la comodidad en términos materiales, de higiene, salud y seguridad.
  • Relaciones interpersonales: en cuanto a las relaciones familiares, y el envolvimiento comunal.
  • Desarrollo personal: relacionado con las oportunidades de desarrollo intelectual, autoexpresión, actividad lucrativa y autoconciencia.
  • Actividades recreativas: para socializar y buscar una recreación pasiva y activa.
  • Actividades espirituales.

La recreación es una alternativa de adaptación a los cambios y pérdidas sociales de la vejez.La palabra recreación nos da la idea de crear nuevamente, motivar y establecerse nuevas metas, nuevos intereses y estilos de vida. Se trata de mejorar la calidad de vida mediante un envolvimiento en actividades estimulantes, creativas y de mucho significado.

Pero ¿por qué el hecho de jugar en tercera edad?
Ya sabemos que el juego es una actividad libre (sin obligaciones de tipo alguno), restringida (limitada en el espacio y en el tiempo), incierta (dependiendo tanto de la suerte como de las cualidades del participante), improductiva (sin un fin lucrativo), codificada (estando reglada de antemano), ficticia (más o menos alejada de la realidad) y espontánea.

El deseo de jugar nos acompaña durante toda la vida. A todos nos gusta hacerlo, a pesar de los prejuicios que marca la sociedad. Jugando logramos:

  • Canalizar nuestra creatividad.
  • Liberar tensiones y/o emociones.
  • Orientar positivamente las angustias cotidianas.
  • Reflexionar.
  • Divertirnos.
  • Aumentar el número de amistades.
  • Acrecentar el acervo cultural.
  • Comprometernos colectivamente.
  • Integrarnos y predisponernos a otros quehaceres de la vida.

Mediante el juego se efectúa, en muchas oportunidades, la transmisión cultural de generación en generación, favoreciendo con su práctica el entendimiento intergeneracional cuando se crean los espacios de participación de padre – hijo – abuelo.

El juego en tercera edad cumple una función social y cultural, ya que permite sentir el placer de compartir juntos una actividad común, satisfacer los ideales de expresión y de socialización. También nos lleva a la obtención de placer y bienestar corporal y mental.

Además la actividad físico – recreativa se ha identificado constantemente como una de las intervenciones de salud más significativas de las personas de edad avanzada. Dentro de sus beneficios inmediatos en el aspecto físico se pueden citar: mayores niveles de auto – eficacia, control interno, mejoría en los patrones de sueño, relajación muscular entre otros.

Las personas que se mantiene físicamente activos tienden a tener actitudes más positivas en el trabajo, están en mejor estado de salud y tienen mayor habilidad para lidiar tensiones.

Para la programación de las actividades debemos tener en cuenta la formulación de ciertos criterios, éstos son:

Respetar la heterogeneidad de los grupos.                                                                       Tener en cuenta la falta de tradición deportiva.
Tener en cuenta la progresiva pérdida de identificación con la imagen corporal.
Los objetivos del plan deben responder a las necesidades y motivaciones de las personas a las cuales va dirigido.
Dar un tratamiento global a los objetivos del plan. Tratar conjuntamente los aspectos biológicos, sociales y psicológicos.
Permitir que cada participante escoja los medios y la manera de desarrollar cualquier situación o tares, habiendo explorado el abanico de posibilidades.

Motivar para conseguir una buena dinámica de grupo. A través de elementos lúdicos y recreativos, que potencien la integración entre las personas. La propia actitud del profesor, el trabajo en parejas, en pequeños grupos, la variabilidad del material, la música, etc. van a contribuir a la motivación de los mismos.
La actividad a desarrollar debe ser coherente con las actividades propuestas manteniendo una continuidad y progresión dentro del programa.
La evaluación es la herramienta fundamental con el fin de llevar a cabo el seguimiento de todo el programa. Es el medio que nos a permitir revisar constantemente todas las situaciones que se presentan, tanto técnico como pedagógicas, a fin de examinar y rectificar, nuestro trabajo para seguir con el programa.

A modo de conclusión podría decir que el juego, en la tercera edad, es un importante agente socializador, que permite la interacción con los otros, disfrutar de actividades grupales y motivar el actuar de cada uno. Como docentes debemos presentar a la recreación como una alternativa en la adaptación del proceso de envejecimiento teniendo en cuenta las necesidades e intereses de la población anciana y respetando los cambios que puedan darse en el ámbito biológico, psicológico y social para una vejez feliz y productiva.

Silvia Fernanda Los Santos

El contenido de LA RECREACIÓN EN LA TERCERA EDAD. es ideal para saber envejecer.

3 comentarios para “LA RECREACIÓN EN LA TERCERA EDAD.”

  • Lía dice:

    Infinitas gracias por este espacio. Es de una ayuda incalculable para aprender sobre la tercera edad y así caminar a la par de quienes la deberían vivir con felicidad y no con culpa, porque en la sociedad que están incluidos se lo hacen sentir asi.

  • Álida dice:

    Me resulta de mucha ayuda esta información poque, estoy realizando un “Proyecto de Trabajo y Recreación para la Tercera Edad”, siendo la prueba piloto con la membresía de una Iglesia a la cual asisto…y la pienso estrenar el 1 de Octubre que es el día Internacional de personas de tercera edad… gracias por su contribución..

  • Nora Ferrel dice:

    Pertenezco al equipo de la revista DESPUÉS DE LOS SESENTA que estamos queriendo editar en Bolivia y justamente esta dirigido a la orientación de vida dentro la 3ra edad. Como parte del equipo editor me encantaría implementar algunos de sus artículos para enriquecer la temática con artículos de calidad como los que Vejez y Vida publican, Agradeceré su atenta respuesta.

Deja un comentario

*