Artículos relacionados


Siguenos en:

JUBILACIÓN FELIZ PARA LA TERCERA EDAD

Aprender de JUBILACIÓN FELIZ PARA LA TERCERA EDAD para personas mayores

La mayoría de los ancianos jubilados en las ciudades sabe cómo espantar la monotonía. En comparación con unos 15 años atrás, la tercera edad dispone hoy de muchas opciones en deportes, estudio, turismo y otras actividades que enriquecen su vida social.

tai-chi

Deportes tradicionales y modernos

Tanto en las grandes ciudades chinas, como Beijing y Shanghai, o en los poblados pequeños, se ven grupos de ancianos bailando yangge (danza folklórica china), practicando la esgrima artística o ejercicios de taiji, en parques o terrenos abiertos.

El anciano Zhang, de más de 80 años y jubilado hace unas dos décadas, vive ahora en un balneario del ejército de Beijing. Cada día se levanta a las seis de la mañana y después de correr una hora practica el boxeo taiji. Después de desayuno, se ejercita con la espada taiji, o acompaña a su esposa a los ejercicios físicos. Después de cenar, da un paseo de dos horas. “Mis abuelos han practicado deportes durante muchos años y esto es muy difícil para los jóvenes”, dice su nieta Zhang Wenting.

El anciano Liu es un visitante frecuente al Templo del Cielo de Beijing, al cual este maestro de taiji acude cada día a las seis de la mañana. En la actualidad tiene a muchos discípulos ancianos, a los que enseña gratuitamente. “Disfruto de la presencia de amigos aquí”, afirma Liu, “es una alegría hacer ejercicios físicos juntos”. La esposa de Liu fue bailarina de joven y ahora enseña bailes de salón a las ancianas que viven cerca. Los dos gozan de sus gustos, lo cual transmiten por igual a sus seguidores y amigos, ya que es bueno para la salud y muy económico.

Una encuesta muestra que los ancianos chinos tienen gran entusiasmo por los ejercicios físicos y que 55,8 por ciento de ellos optan por el deporte. Los deportes típicos chinos, como el boxeo taiji y el ejercicio de qigong hacen las delicias de los ancianos. Las mujeres suelen preferir el canto, la danza y el yangge. La señora Meng, de 54 años, que está a punto de jubilarse, dice: “Una vez jubilada voy a participar en el coro de ancianos, que ahora son comunes en los parques. Esta actividad no necesita dinero y puede enriquecer la vida en la vejez, por lo que ha sido aceptada ampliamente por los ancianos de diferentes niveles económicos”.

Pero los gustos cambian, incluso para los ancianos. Hoy está de moda el baile del zapateo, que se introdujo en China en 2003. En el parque de Beihai de Beijing unos 200 ancianos suelen practicarlo. Uno de ellos indica: “Esta modalidad se está practicando en muchos parques en Beijing, incluyendo el de Beihai, el de Jingshan, el de Taoranting y el Jardín Botánico de Beijing, sin contar los ancianos que practican en patios comunitarios en la tarde”. Debido al aumento de la demanda del calzado para esta danza, éste se ve desplegado en lugares llamativos de las tiendas, e incluso en algunos supermercados. Al término de 2005, había 143 millones de mayores de 60 años en el territorio chino, ó más de 10 por ciento de la totalidad del país.

Apercibidos del mercado potencial para la tercera edad, los centros deportivos también les ofrecen servicios. Jingti es uno de estos centros. “Queremos ofrecerles un espacio interior a modo de prueba, pues hay cada vez más ancianos practicando deporte, pero la mayor parte de ellos lo hacen al aire libre. Pienso que ellos también necesitan un espacio interior para el deporte y los ejercicios. El precio para ellos es muy razonable, de sólo 200 yuanes mensuales, lo que les permite usar todas las instalaciones, además de asistir a los cursos de baile”, agrega Zhou Min, entrenador responsable de dicho centro. Ciberancianos

La cibernavegación es parte importante de la vida del anciano Cheng, de 73 años. Su afición surgió tras hacerse del viejo ordenador desechado por su hijo, con el cual aprendió a escribir caracteres chinos en computadora, utilizar juegos, y hasta leer noticias y navegar por el ciberespacio, lo cual ha cambiado completamente su vida. Pero ya se hartó de una vieja y lenta máquina, por lo cual, sin decir nada a su hijo, fue al mercado de equipos electrónicos, donde hizo un pedido de una nueva máquina que se ensamblará de acuerdo con la demanda del cliente. Esto sorprendió realmente a su hijo, quien trabaja en el sector, al ver que su padre había aprendido tanto sobre hardware.

“Es increíble”, se asombra el hijo, que de tan ocupado en el trabajo apenas tiene tiempo de ir por casa. “Antes me pedía frecuentemente que le instalara programas o le limpiara los virus; ahora él mismo puede hacerlo”. Según estadísticas del Centro de Información de Internet de China, de 2001 a 2005, la proporción de cibernautas mayores de 60 años subió de continuo, hasta alcanzar 1.218.000 en 2005, cuatro veces la cifra de 2001.

Una investigación indica que entre los 2.379 ancianos mayores de 60 años encuestados, 60 por ciento muestra interés en aprender sobre computadoras; más de 70 por ciento cree que la computadora les ayuda a mantenerse en contacto con el resto de la sociedad y conocer más del mundo actual; y más de 40 por ciento afirma tener mejor comunicación con sus hijos. Otra encuesta arroja que 24,7 por ciento de las familias ancianas posee computadora, aunque sólo 6,7 por ciento la sabe manejar.

El entusiasmo de los ancianos se ha notado en los servidores de Internet. En 2000, Wu Hanzhang, graduado de la tecnología informática en la Universidad de Fudan de Shanghai, decidió establecer un sitio web con su compañero. Al poco tiempo ambos lograron registrar un sitio web llamado “Ancianos Alegres”, que comenzó a operar en agosto. Su primer negocio fue popularizar los conocimientos básicos sobre computadoras entre los ancianos, algo bien acogido por éstos, necesitados de saber. Dicho sitio web ha establecido más de 20 cursos de aprendizaje en Shanghai. En 2005, sólo el negocio de capacitación informática les reportó beneficios por 250.000 yuanes, para una cuarta parte del total.

“Lo cierto es que ahora hay un número limitado de productos y servicios de Internet para ancianos”, explica Hou Tao, subdirector de la Compañía Consultora iResearch, quien agrega que “es un mercado con gran potencialidad”. En marzo de 2005, comenzó a operar el primer sitio web chino para ancianos, ofreciendo servicios omnidireccionales de red, incluyendo correo electrónico, búsqueda y bloqueo, además de servicio matrimonial.

Turismo de tercera edad

Para satisfacer la creciente demanda que el sector más maduro de la población demuestra por el turismo, las agencias turísticas de Shanghai han promovido conjuntamente itinerarios específicos para éste.

El anciano Li, de 68 años, acaba de registrarse con su esposa para ir de recorrido por la meridional isla de Hainan. Tomando en cuenta la edad promedio de los integrantes del grupo, la agencia de viajes incluye acompañamiento de doctores especializados en enfermedades cardiovasculares y ortopédicas, por lo tanto, los hijos del anciano se sienten tranquilos por este viaje. “Antes, mis hijos cubrían el costo del viaje. Pero esta vez voy a pagarlo con mis medios, pues tengo pensión y suficiente depósito”, indica el anciano Li. “Al principio me parecía alto el precio, pero después de viajar varias veces le he tomado el gusto. Ahora los dos viajamos dos o tres veces al año y hemos estado en muchos lugares del país. Si me permite la condición física, voy a la meseta del Tíbet por tren”.

Según cifras del Comité Nacional de China sobre el Envejecimiento, los turistas ancianos ocuparon más del 20 por ciento del total en el país. De acuerdo con informaciones provenientes del tercer simposio anual para el turismo de ancianos, auspiciado por el Comité de Turismo de la Asociación de Ancianos de Shanghai, los turistas mayores de 50 años ocupan de 30 a 40 por ciento del total, superando los 10 millones de personas. Entre ellos, 75 por ciento participa en el tour de uno a tres días y 23,75 por ciento realizan su viaje al extranjero. En la actualidad, casi todas las agencias turísticas dedican itinerarios específicos a ancianos y en Shanghai hay cerca de cien agencias.

Según el responsable de la Agencia de Turismo de Ultramar, esta tendencia irá en aumento, pues representa un 50 por ciento del mercado aún en la temporada fría. En China, las mujeres se jubilan entre los 50 y 55 años, y los hombres, como máximo, a los 60. Después de la jubilación, tienen tiempo libre para viajar y mayor capacidad de consumo. Pero la mayor parte de ellos prefiere las cosas de buena calidad y de mejor precio, por tanto, las agencias prepararán principalmente itinerarios económicos para ellos.

Una encuesta muestra que 45 por ciento de los ancianos entre 60 y 65 años se mantiene en sus puestos de trabajo y tienen ingresos adicionales además de la pensión. Otro estudio de la Academia de Estudios sobre Edad Avanzada indica que 42,8 por ciento de los ancianos urbanos tiene depósito bancario y que el egreso para la pensión llegará a los 838.300 millones de yuanes en 2010, a 2.814.500 millones en 2020, y a 7.321.900 millones en 2030, respectivamente. En fin, que se avecina un boom de la tercera edad.

Fuente y autor: L.Rucai –

El contenido de JUBILACIÓN FELIZ PARA LA TERCERA EDAD es ideal para saber envejecer.

2 comentarios para “JUBILACIÓN FELIZ PARA LA TERCERA EDAD”

  • Hector Pagan dice:

    La información aquí presentada es de una calidad e importancia incalculable ,un material educativo para toda la población de profesionales y la población de la tercera edad .
    Gracias. atentamente y sus ordenes, Prof.. Hector Pagan

  • martin ceja dice:

    soy una persona de 59 años,trabaje durante 25 años de operador de autobus no no segui trabajando por politicas de la empresa,ahora me encuentro sin empleo, sin apoyo economico,yo lo que quiero es un empleo

Deja un comentario

*