Artículos relacionados


Siguenos en:

HUMOR EN LA TERCERA EDAD

Aprender de HUMOR EN LA TERCERA EDAD para personas mayores

Dos mujeres mayores han sido amigas por décadas………………
A través de los años ellas compartieron toda clase de actividades y aventuras. Últimamente, sus actividades se han limitado a encontrarse algunas veces durante la semana a jugar a las cartas.Un día estaban jugando a las cartas, cuando una de ellas mira a la otra y le dice:
– No te vayas a enojar conmigo….Sé que hemos sido amigas por mucho tiempo pero…
¡No puedo recordar tu nombre! Pienso y pienso, pero no lo recuerdo. Por favor, decime cuál es tu nombre.!!!
Su amiga la observa con una mirada penetrante. Por lo menos por 3 minutos la sigue mirando sorprendida y finalmente le dice:
– ¡¡ Espero que no estés muy apurada por saberlo!!

———————————————————————————-

Dos hombres mayores estaban un mediodía almorzando en un restaurant.
Uno de ellos observa algo gracioso en la oreja del otro y se lo dice:
– Toto………………. jajajaja !! ¡¿Sabes que tenés un supositorio puesto en tu oreja izquierda?!
Toto sorprendido pregunta:
– ¡¿Tengo un supositorio en mi oreja?!
-Si. efectivamente – Le contesta-
Lo retira y lo mira con asombro. Finalmente dice:
– Cacho, estoy muy contento de que hayas visto el supositorio y gracias por decírmelo… …………
-Y ahora que lo pienso, jejeje!!…… ¡ya sé dónde encontrar mi caro audífono!!

El contenido de HUMOR EN LA TERCERA EDAD es ideal para saber envejecer.

Deja un comentario

*