Siguenos en:

DIETA DIARIA PARA LA TERCERA EDAD.

Aprender de DIETA DIARIA PARA LA TERCERA EDAD. para personas mayores

comidaSanaLas grasas constituirán un 25% del aporte nutricional total. Dentro de éstas, es importante propiciar más el consumo de las poliinsaturadas frente a las saturadas, ya que es perjudicial abusar de ellas. Las primeras las encontramos en los vegetales y el pescado.
Las proteínas suponen un 20% de la dieta en la tercera edad. Por tanto, para no exceder esta cantidad, siempre es preferible preparar pescados antes que carnes, a la vez que se combinan con verduras y hortalizas. El consumo de lácteos es necesario de forma especial en esta etapa, ya que representan una fuente fundamental de calcio, cuya carencia acelera la osteoporosis; desnatados serán aún más saludables.
Los hidratos de carbono llegan a un 55%, que conviene conseguir en su variante compleja, y que encontraremos en cereales, vegetales, frutas y legumbres. Asimismo, estos alimentos son una fuente importante de fibra.
Las vitaminas son tan importantes a esta edad como lo han sido en todas las etapas del crecimiento, así como los minerales; entre ellos destaca la importancia del calcio, ya que los huesos experimentan un proceso degenerativo que este compuesto ayuda a prevenir, magnesio, indispensable para el buen funcionamiento muscular y zinc, que es necesario para el sistema inmunológico y va desapareciendo con la edad.

Limitaciones para gozar de buena salud.
El abuso de las grasas suele tener como resultado la obesidad y una subida de los niveles de colesterol que afecta de forma muy negativa al organismo. Por ello es importante no utilizar mantequilla ni margarina para cocinar, sustituyéndolas siempre por aceite de oliva. Además, se tratará de reducir en la medida de lo posible los fritos, en favor de la cocción o el horneado.
Asimismo, en la mayoría de los casos, aunque no es necesario eliminarla por completo, es posible sustituir la carne roja, como la ternera, por la blanca, por ejemplo, el pollo o el pavo. Los embutidos también se limitarán al máximo, así como la bollería industrial.
Los problemas de corazón son una amenaza en la tercera edad y la hipertensión es una de las alarmas que se disparan. Para prevenirla es importante reducir la sal en las comidas; esto no es sinónimo de tomarlas insípidas, sino que disponemos de una alternativa: añadir especias. El tomillo, el romero o el laurel darán sabor a nuestros platos.
Por supuesto, se tomarán en consideración las restricciones de ciertos alimentos a las que están sometidos los diabéticos. Reducirán aún más el contenido graso de los alimentos, así como el azúcar, que será sustituido por la sacarina.
Con unos cuidados mínimos, la alimentación en la tercera edad no será un problema para mantener la buena salud, eso sí, cuidando, incluso más que en otras etapas, los excesos.

Fuente:Facilisimo.com

El contenido de DIETA DIARIA PARA LA TERCERA EDAD. es ideal para saber envejecer.

2 comentarios para “DIETA DIARIA PARA LA TERCERA EDAD.”

  • mauri dice:

    esta bueno todo esto de las alimentasiones

  • curso nutricion geriatrica dice:

    muy buen aporte. Considero que la alimentación en la tercera edad debe estar regulada por especialistas. Si bien la nutrición es fundamental en cualquier etapa de la vida lo es mucho más en la edad adulta donde las consecuencias de una mala ingesta de alimentos son mucho más notorias.

Deja un comentario

*