Artículos relacionados


Siguenos en:

DEPRESION. NO GRACIAS.

Aprender de DEPRESION. NO GRACIAS. para personas mayores

Mucha gente tiene la idea de que es normal que los mayores se depriman. Esta forma de pensar conduce a que en muchas ocasiones,esta enfermedad no se diagnostique ni se trate adecuadamente.
En las personas mayores, la depresión se encuentra muy influida por circunstancias relacionadas con PÉRDIDAS y CAMBIOS VITALES como muerte de seres queridos, traslado de domicilio, pérdida de salud y de capacidad física o mental.
Aquí,  se expondrá cómo conocer y actuar ante manifestaciones depresivas:

¿Qué síntomas pueden ser indicativos de una depresión?

No tener interés por las cosas con las que antes disfrutaba.                                           Sentirse TRISTE y DECAÍDO.                                                                                     Dificultad para concentrarse.                                                                                              Sentimiento de INUTILIDAD o CULPABILIDAD.                                                       Cambios en el ritmo de sueño.                                                                                   CANSANCIO, falta de energía y de ganas de disfrutar de la vida.                              Descuido en el aspecto físico.                                                                                              INDECISIÓN extrema.                                                                                                             No terminar ninguna tarea y pasar corriendo de una a otra.                                       Cambios del apetito y peso.
También pueden aparecer SÍNTOMAS FÍSICOS como dolores de
cabeza, dolores generalizados, problemas digestivos, problemas
sexuales u otros.

¿Qué puedo hacer para evitarla?

La clave para PREVENIR la depresión es aprovechar las oportunidades que nuestra actividad cotidiana nos va ofreciendo para continuar disfrutando y enriqueciéndonos.
Algunas cosas que podemos hacer:
• ACTIVIDADES SENCILLAS que me agraden y me hagan DISFRUTAR y compartir momentos con los demás.
• MANTENER ACTIVA LA MENTE con crucigramas, sopas de letras, juegos de mesa. Además, leyendo el periódico y escuchando la radio se está informado y al tanto de la actualidad.
• Mantener y CUIDAR las RELACIONES con los amigos, la familia…
y si se presenta la oportunidad hacer nuevos amigos.

Lo que no debo hacer
• Creer que lo que me pasa es normal a mi edad.
• AISLARME dentro de casa y no relacionarme con nadie.
• NO PEDIR AYUDA a profesionales aunque mis síntomas no mejoren.
• No seguir las recomendaciones que me indican o no tomar la medicación tal y como se me ha prescrito.

Déjese orientar por el médico o el psicólogo
• Cada persona precisa un tratamiento para aliviar la sintomatología depresiva. DÉJESE ORIENTAR por el médico o el psicólogo. Hay que tener paciencia y seguir las recomendaciones y el tratamiento que nos indiquen. En unas semanas, notará mejoría.
Si no es así, pida nuevamente orientaciones.
• Algunas personas que han sufrido una depresión recaen. Si esto sucede y aunque conozca un tratamiento, lo mejor es que acuda al profesional que le ha tratado en ocasiones anteriores.
Actuar por cuenta propia puede conducirnos a errores que nos pueden perjudicar.

¿Cómo ayudar a alguien querido que sufre una depresión?
FAVORECER SU AUTONOMÍA:
• PEDIRLE AYUDA para tomar alguna decisión y agradecer su
colaboración en algunas de las tareas cotidianas.
• ANIMARLE a hacer cosas sencillas que le agraden y que le
hagan disfrutar. Nuestro reconocimiento por estas tareas ayudará
a que nuestro familiar las continúe haciendo a pesar del esfuerzo
que le supone.
• Procurar que se RELACIONE con otras personas y felicitarle también
por ello. MOTIVARLE y AYUDARLE para que acuda a grupos
terapéuticos en los que le ayudarán a sentirse mejor.
• Fomentar PENSAMIENTOS POSITIVOS, charlando sobre su vida
presente y sobre el futuro.

Estar ATENTO a las EMOCIONES:
• Mostrarle nuestro apoyo, COMPRENSIÓN y seguridad.
• PERMITIR que afloren el llanto y las EMOCIONES.
Cuando persistan excesivamente, esté atento a los momentos en los que su familiar exprese algún sentimiento positivo o inicie alguna actividad. Su reconocimiento y SATISFACCIÓN ayudarán a que los episodios de llanto y las quejas vayan disminuyendo.
• RESPETAR SENTIMIENTOS. No insistir ni presionar para que su familiar cambie, esto puede empeorar su estado, haciendo que se sienta culpable o sin derecho a sentirse mal.
• NO SE DESANIME si no hay mejoría aparente.
Sea constante, mantenga la calma, y siga las recomendaciones de los profesionales que atienden a su familiar. Si tiene dudas, pida ayuda antes de que la situación empeore.

El contenido de DEPRESION. NO GRACIAS. es ideal para saber envejecer.

Un comentario para “DEPRESION. NO GRACIAS.”

  • mercedes dice:

    Es casi inevitable que estemos vulnerables a la depresiòn en esta edad adulta. Ya hemos sufrido pèrdidas importantes , se presentan sìntomas y enfermedades , merma en la fuerza fìsica, años luz entre lo que nuestra mente puede construir y la respuesta real de nuestro cuerpo….etc
    Primero que nada, aceptar esas flaquezas fìsicas, no querer hacer lo que no podemos, y exponernos asì a accidentes domèsticos que pueden ser graves…aprender a pedir ayuda, mandar a hacer las cosas màs pesadas
    Tener proyectos atractivos para mantenernos ocupados, alguno podremos cumplir. NO AISLARSE, meterse en cuanto grupo se pueda interactuar, siempre que nos sintamos còmodos. Aprender en algùn taller lo que tal vez nos ha quedado pendiente en la vida. Leer, comunicarse y mantener a los amigos, sumarse a iniciativas sociales que influyan en la comunidad de cada uno…Romper el bloqueo y la soledad tan común a esta edad. Son algunas de las cosas que yo trato, no sin esfuerzo, de hacer todos los dìas. Si nos mostramos, si intervenimos en los acontecimientos, se va reforzando la autoestima, el valor màs preciado en esta etapa de la vida.

Deja un comentario

*