Siguenos en:

ANCIANOS: ¿DEMENCIA O DÉFICIT COGNITIVO?

Aprender de ANCIANOS: ¿DEMENCIA O DÉFICIT COGNITIVO? para personas mayores

demencia_senil_3En un artículo publicado en la revista Annals of Internal Medicine del 18 de Marzo de 2008, miembros del Duke University Medical Center (Durham, Carolina del Norte), se proponen valorar la prevalencia de la disminución de la capacidad cognitiva sin demencia en las personas con 71 y más años de edad.

La demencia afecta a la memoria y al pensamiento, hasta el punto de interferir en las actividades diarias normales. Aproximadamente 3,5 millones de norteamericanos mayores de 71 años padecen demencia.

Otras personas ancianas, con 71 o más años, pueden padecer de un déficit moderado de su capacidad cognitiva sin demencia: éste déficit cognitivo afecta a la atención, el lenguaje, el juicio, la memoria, la lectura o la escritura, aunque no interfiere gravemente las actividades necesarias para cotidiano vivir.

El estudio ha sido realizado en una población de ancianos con 71 o más años de edad, desde julio del 2001 a marzo del 2005. De los 1.770 individuos seleccionados en un principio, 856 completaron la evaluación inicial, y de 241 individuos seleccionados, 180 completaron un seguimiento entre 16 y 18 meses.

La evaluación comprendía pruebas psicológicas, exámenes neurológicos y valoración de la historia médica de cada participante, con el objetivo de llegar a uno de los siguientes diagnósticos:
1) capacidad cognitiva normal
2) déficit de la capacidad cognitiva sin demencia
3) demencia.

Los resultados fueron los siguientes: en los Estados Unidos, en el año 2002, una población aproximada de 5,4 millones de las personas (22,2%) con 71 o más años de edad padecían una disminución de su capacidad cognitiva sin demencia.

Dentro de los que padecían una disminución de la capacidad cognitiva que no alcanzaba el umbral de la demencia, los subtipos más prominentes fueron dos:
– Fase inicial de la enfermedad de Alzheimer (8,2%) o
– enfermedad vascular cerebral (5,7%).

Entre los participantes en el estudio que completaron el seguimiento hasta el año 2005, un 11,7% con déficit de la capacidad cognitiva progresó cada año hasta alcanzar la demencia, mientras que los subtipos con fase inicial de Alzheimer y enfermedad vascular cerebral progresaron hacia la demencia a tasas anuales del 17% y del 20%, respectivamente.

La tasa anual de muerte fue del 8% entre los que padecían el déficit de la capacidad cognitiva sin demencia y del 15% entre los que el déficit de la capacidad cognitiva se asociaba con enfermedades.

La conclusión es que el déficit de la capacidad cognitiva sin demencia, que no interfiere la actividad diaria normal, es más frecuente que la demencia en los Estados Unidos, afectando a un amplio segmento de la población a partir de los 71 años.

Fuente : Annals of Internal Medicine

El contenido de ANCIANOS: ¿DEMENCIA O DÉFICIT COGNITIVO? es ideal para saber envejecer.

Deja un comentario

*