Artículos relacionados


Siguenos en:

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

Aprender de SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER para personas mayores

Hay cosas que son normales durante el envejecimiento y cosas que no lo son y pueden ser indicativos de padecer la enfermedad:
1. Pérdida de memoria.
Con la edad, es normal olvidarse de nombres, citas o detalles de una situación de vez en cuando; con frecuencia las recordamos más tarde y podemos utilizar notas para recordar las cosas y mejorar estos olvidos. Por el contrario, una de las señales tempranas más comunes de la demencia es que la persona olvida información recién aprendida con más frecuencia y no puede recordar la información más tarde, por ejemplo, olvida situaciones completas. Gradualmente se le hace imposible usar notas para recordar.

2.Dificultad para desempeñar tareas habituales.
Es normal que ocasionalmente olvidemos la razón por la que entramos en una habitación o lo que íbamos a decir. Sin embargo, a una persona con demencia se le hace difícil completar actividades rutinarias, como pueden ser preparar una comida, utilizar la cafetera, anudarse un zapato, hacer una llamada de teléfono o jugar a un juego.

3.Problemas con el habla.
Muchas personas mayores encuentran dificultades en encontrar la palabra correcta para una cosa, mientras que la persona que padece la enfermedad de Alzheimer olvida palabras simples o substituye palabras inapropiadas o desconocidas al hablar o escribir, haciéndolo difícil de entender. Por ejemplo, si no encuentra su cepillo de dientes pide ‘esa cosa para mi boca’.

4. Desorientación de tiempo y lugar.
Puede ocurrir que una persona mayor olvide el día de la semana o dónde va, pero el enfermo de Alzheimer puede perderse en la misma calle donde vive, no saber dónde está ni cómo llegó allí, y no recuerda cómo volver a casa.

5. Incapacidad para juzgar situaciones cotidianas, falta de buen juicio.
Todos podemos tomar una mala decisión de vez en cuando, pero las personas que sufren la enfermedad de Alzheimer pueden vestirse de forma inapropiada (por ejemplo, abrigarse mucho en verano, desabrigarse en invierno), no toman buenas decisiones con respecto a cómo manejar el dinero, regalando grandes cantidades a otros como los que venden productos y servicios por teléfono.

6. Dificultad para realizar tareas mentales.
Es normal que las personas mayores tengan dificultades en comprobar y verificar sus transacciones bancarias mensuales. Una persona con la enfermedad de Alzheimer puede confundirse fácilmente al pensar en cosas abstractas; es posible que se olvide completamente del significado de los números o cómo se usan.

7. Colocación de objetos en lugares inapropiados.
Algunas veces perdemos las llaves temporalmente pero un enfermo de Alzheimer puede guardar cosas en lugares poco comunes como por ejemplo, la plancha en la nevera o un reloj en la azucarera.

8. Cambios repentinos de humor o de comportamiento.
Es normal que nos sintamos tristes o de humor variable de vez en cuando, mientrasque una persona con Alzheimer presenta cambios repentinos (por ejemplo, de felicidad a enojo) sin razón aparente.

9. Cambios en la personalidad.
Con la edad, todos presentamos pequeños cambios en nuestra manera de ser, pero las personas con demencia pueden presentar cambios drásticos en la personalidad. Pueden llegar a estar muy confundidas, desconfiadas, temerosas o depender mucho de un miembro de la familia.

10. Pérdida de iniciativa.
Es normal que a veces nos cansemos de los quehaceres y las obligaciones sociales o de trabajo, pero una persona con la enfermedad de Alzheimer puede volverse muy pasiva, sentándose frente al televisor por horas y horas, durmiendo más de lo normal, o negándose a hacer sus actividades cotidianas.

El contenido de SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER es ideal para saber envejecer.

Un comentario para “SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER”

  • Maya dice:

    En mi familia tenemos un grave problema y no sabemos a quien acudir para solucionarlo, hace algunos años diagnosticaron a mi madre la enfermedad del Alzheimer, aun estando medicada la enfermedad lógicamente va avanzando y necesita atención continuada, el problema radica que mi padre es el que se encarga de ella pero claro es una persona mayor con casi 90 años que no ve bien no oye y su movilidad es reducida, varias veces hemos intentado convencerle de que en una residencia estarían los dos bien atendidos y no tendrían ningún problema ya que en las residencias el personal que allí trabaja está preparado para el cuidado de personas en su situación, pero el se cierra en banda y no quiere por nada del mundo. Contrata a chicas inmigrantes para que se hagan cargo de ellos pero aquí es donde vienen los problemas, las acosa, les ofrece dinero para mantener relaciones con ellas y no sabemos que mas cosas hará. Nosotros no sabemos que hacer.

Deja un comentario

*